Administración
Administración
Estación Del Valle
Estación Centenario
Estación San Agustín
Estación El Puente
(02266) 43 1515 / 42 5605 Interno 21 Calle 21 N° 621
(02266) 42 2360 / 15 447084 Av. Del Valle 52
(02266) 42 1943 / 15 447087 Av. Centenario 1283
(02266) 42 5864 Ruta 55 y acceso San Agustín
(02266) 42 5753 / 15 447081 Ruta 226 KM 89,5
Calidad
Compromiso
Atención

Impuestos como amortiguadores del precio.

Los combustibles evitarían el impacto de vaivenes en los precios internacionales con impuestos móviles.

Los impuestos son una parte bastante importante del precio final que pagan los consumidores por los bienes y servicios que utilizan. Y, pese a que los gobernantes han venido aprobando varias fórmulas para reducir el impacto inflacionario en los bolsillos de las familias, la carga tributaria no dejó de subir en las últimas décadas.

Desde este mes, el Gobierno liberó el precio de los combustibles en el mercado interno y, por primera vez, analiza utilizar los impuestos para morigerar el impacto en el surtidor de eventuales vaivenes en las cotizaciones externas de los hidrocarburos.

“Quieren un libre mercado en el sector, pero el Estado va a meterse para que no haya picos altos ni bajos en el precio del combustible”, explicó Pablo Bornoroni, presidente de la Federación de Expendedores de Combustibles y Afines del Centro de la República Argentina (Fecac).

Según el dirigente empresarial, el ministro de Energía y Minería de la Nación, Juan José Aranguren, les aseguró a los jugadores del sector que, para este fin, se evalúa utilizar el Impuesto a la Transferencia de Combustibles (ITC) “como amortiguador”.
“Si el precio baja mucho, se desincentivan las inversiones. Si sube demasiado, como pasó el año pasado que estaban muy baratos, los consumidores se retraen”, opinó Bornoroni.

Los combustibles son productos que tienen un alto margen de intervención estatal en este sentido.

Según datos actualizados del Sistema Estadístico del Expendio de Combustibles de Fecac, solamente los impuestos nacionales representan un 56 por ciento del precio que recibe el estacionero.

Por cada litro de nafta premium, que llega al surtidor a unos 24 pesos, 8,59 pesos van al Estado nacional como gravámenes. Esto incluye el IVA, el ITC y, en el caso de naftas y GNC, la tasa hídrica.

Tasas específicas

El gasoil, además de IVA e ITC, incluye una tasa específica y su carga fiscal es del 51 por ciento del precio neto; 6,61 pesos por litro de gasoil grado 3. El GNC tiene una carga menor, del 33 por ciento, con 2,86 pesos por metro cuadrado.

Con este panorama, si el Estado asume como política utilizar el ITC como amortiguador, el porcentaje aumentaría en épocas en que el precio internacional se reduce por debajo de un piso, y la carga impositiva bajaría si los valores externos se dispararan.

Al Gobierno también le serviría políticamente, porque bajas y subas bruscas en los precios nunca son bien recibidas por los consumidores y, además, impactan en forma negativa en el resto de la economía.

De todos modos, Bornoroni dice que, pese a la intención, los análisis recién comienzan y los detalles están lejos de definirse.

Por Paula Martínez
La Voz

DolarEuroReal
$38.01$44.95$10.47

Dólar hoy